Sandalias romanas

¿Quién dijo que Roma era Antigua? Las sandalias romanas han pasado por infinitos cambios para adaptarse a lo más fashion de nuestra época, llegando hasta las pasarelas más selectas (Stuart Weizman, Hermes, Lacoste, Pucci, entre otros tantos). Sin embargo, el cambio no fue sólo de diseño, sino también de uso.

Sandalias romanas

Las sandalias romanas hoy son una opción para comprar online

En la antigüedad, las sandalias romanas eran mal vistas, ya que eran usadas por las clases más bajas y trabajadoras. Aquellos de mejor posición utilizaban una sandalia más cerrada, similar a una bota que cubría el pie hasta algo menos que la rodilla. La sandalia romana para ellos era un calzado que sólo debía usarse en casa. Son muy similares a las sandalias gladiadoras, ya que tienen también las cintas y son un calzado de corte similar.

Hoy en día, la sandalia romana es un calzado apto para su uso cotidiano, muy cómodo y urbano, que se presenta desde sus versiones más fieles a la antigüedad (chata, de cuero y color suela) hasta las más modernas, que incluyen cierres, flecos, apliques, trenzas, pulseras, pulseras elásticas y hasta tacos de vértigo.

Alpargatas romanas para marcar tendencia

Si has apostado por unas sandalias romanas, recuerda que al lucirlas con pantalones conseguirás una silueta estilizada.

Nos encanta la opción de combinarlas con una falda tubo, una blusa en color claro y un blazer. Conseguirás un look perfecto y con mucha fuerza visual para ir a la oficina y para ir a cenar de una manera elegante y sofisticada. Este tipo de sandalias también lucen bien con vestidos, aunque debes elegir los modelos más abiertos para realzar la forma de las piernas.

Si quieres un look rockero, elige unos mitones en piel del mismo color que tus sandalias como mero accesorio y una cartera de mano tipo portafolio.

Las sandalias romanas arrasan y no sólo durante los meses de verano, sino que están de moda todo el año.

Los diseñadores han apostado por este tipo de zapato a medio camino, entre sandalias abiertas y botín, como complemento estrella para las mujeres más atrevidas y “fashionistas”. Destacan por su fuerza visual, por su comodidad a la hora de mantener bien sujetos los tobillos y por añadir automáticamente un toque trendy a cualquier conjunto que decidas llevar. Aquí por ejemplo tenéis una foto de unas sandalias con cuña.

En la selección de sandalias romanas podemos encontrar desde las clásicas sandalias de bandas en negro o marrón piel, hasta otros modelos de tejidos más modernos, como la red de malla o los botines abiertos por un lateral, sujetados por varias hebillas. El estilo tradicional totalmente abierto ha ido dando paso a otras propuestas de entretiempo de piel en las que se cubre el empeine y las aberturas se trasladan a la punta, al estilo peep toe y a los laterales.

El material mayoritariamente utilizado en la confección del calzado es el cuero. Como en la antigüedad se solía usar por la resistencia del material y su practicidad, hoy en día muchos de los modelos mantienen esta esencia. De todas formas, otros materiales como el plástico, telas decorativas, inclusive el corcho, son utilizados en la fabricación de este tipo de calzado tan elegante, haciendo que las sandalias romanas sean variadas, altas, bajas, con tacón o sin, aunque siendo quizá las más comunes de ver las sandalias de suela plana, dentro de esta categoría.

Marcas de Sandalia Romana para toda época del año

Empezaremos esta lista con la marca Les Tropéziennes. Gran variedad de colores metalizados, aire espartano clásico y elegante, más una sencillez muy moderna. Nadie podrá hacerle una queja a las Hic de Les Tropéziennes. Sandalias Les Tropéziennes Hic para mujer, de cuero, punta redonda, cierre con dos tiras ajustables en el tobillo, suela de cuero y pequeño tacón de 1,5 cm.

La mejor sandalia romana

Sandalias Romanas Mango. Ideales sandalias romanas de tiras marrones y cuerdas que se atan en la pierna. Llevan cremallera trasera. Suela de 1,3 cm de alto, totalmente de cuero, ideal para combinar con vestidos cortos.

New Look vuelve a aparecer en el mercado con el calzado TINGY. Sandalia romana  con una plantilla hecha de una imitación de cuero. En su interior posee cuero de imitación/tela, el tacón vendría siendo en forma de aguja. Es un calzado de taco alto con una altura de 9,5 cm, ideal para fiestas, estampado unicolor, cierre de cremallera, punta abierta. Hermoso calzado para combinar con una blusa y un pantalón de jean.

KG by Kurt Geiger hace presencia y pisa fuerte con el modelo HAZARD. Una elegante sandalia alta, que cubre, de manera parcial, hasta un poco más abajo de la rodilla. Plantilla de imitación de cuero, con un interior de piel, también de imitación, su forma del tacón es aguja, con una altura de 12 cm. Relleno contra el frío, estampado animal print, con un dibujo calado, cierre en cremallera. una altura total de 33,5 cm. Por último, la suela de fibra sintética, haciéndola ideal para fiestas al aire libre, generalmente con vestido corto, por con el largo del calzado que va hasta un poco más abajo de la rodilla.

Para ir terminando este artículo veremos un calzado ya no para fiesta, aunque podría llegar a participar de una fiesta, pues este último es ideal para la playa o para una salida con amigas en la época calurosa del verano o la primavera.

Elegir la mejor chancla romana para ir a la moda

La marca de Anna Field, entre su gran variación de calzados, nos presenta un tipo poco común de sandalias romanas, también conocida como “Sandalia tobillera” que, como su nombre nos menciona, tiene la particularidad de poseer adherido al calzado una tobillera que, aparte de ser un delicado adorno para lucir, hace a su vez de agarre para el pie.

Hablemos un poco del material del calzado, tiene una plantilla que es imitación de cuero, un interior de piel (también imitando), la forma de su tacón es plano, estampado unicolor, cierre de cremallera, puntera abierta y suela de fibra sintética. Como bien mencionamos, es una sandalia sencilla, ideal para la playa, pasear por las calles del centro de la ciudad en días calurosos. Además, se pueden combinar fácilmente con shorts de jean, capris, camisas, blusas y más. Estéticamente, irían bien con todo. Hay que tener en cuenta que es un calzado especialmente para lucir piernas esbeltas.