Sandalias menorquinas

Las albarcas o abarcas menorquinas son sandalias originarias de España, hechas de forma artesanal con cuero u otros materiales, que solamente cubren la planta del pie y tienen agarre sobre el empeine y el tobillo. Originalmente, las sandalias menorquinas se usaban para ambos sexos, como calzado de uso diario, pero ahora es más utilizado por mujeres que por hombres, aunque sí está disponible para ellos.

Sandalias menorquinas

Comprar sandalias menorquinas online y baratas

En otros antecedentes, se sabe que en la costa caribe de Colombia y en ciertas zonas de África también se utilizaba este tipo de calzado rústico.

Las sandalias menorquinas están muy de moda ahora, son súper cómodas y bonitas, además de utilizables en toda ocasión. Hoy para tu deleite hemos elegido tres modelos diferentes de estas sandalias, para que veas que podrías usarlas en varias ocasiones, por más que se vean más como zapatos para todos los días. Se nos ocurrieron tres ocasiones diferentes, claramente todas son despreocupadas o informales, donde puedes usar tus sandalias menorquinas con toda comodidad y tranquilidad, para esto elegimos una marca de calzado española llamada Avarcas.

¿Por qué creemos que van a gustarte? Primero y principal por la comodidad, las sandalias menorquinas son como esas pantuflas que usas en tu casa junto con el pijama, solo que estas tienen la suela algo más gruesa y resistente, y aguantarán un paseo por la calle. El segundo motivo es el diseño: la marca que hemos elegido tiene una gran variedad de colores, texturas y estampas para que eliges y combines como más te guste.

Modelos de sandalia menorquina

Y los elegidos son…

Las primeras elegidas son unas sandalias menorquinas de cuero, color marrón chocolate, que puedes usar para ir a hacer tus tareas en la calle, como recoger papeles o ir al supermercado. Este color resulta ser combinable con una gran variedad de colores, por ejemplo, con un par de jeans con la botamanga arremangada y una blusa amarilla.

El segundo par es de color celeste, de goma, y son muy prácticas para ir a la playa o a disfrutar de un día en la piscina, ya que no absorben el agua. Sería muy bonito usar estas sandalias menorquinas con un vestido playero en colores pastel, como el rosado, amarillo o el mismo celeste. Inclusive sentirás comodidad en la arena al caminar, ya que estarás arreglada sin demasiado esfuerzo. Puedes combinarlo con un sombrero de playa, de esos que son de paja.

La sandalia menorquina

Para terminar, tenemos un par más arreglado, que tiene un poquito de plataforma de corcho y las tiras de las sandalias menorquinas son de color negro, cruzadas por encima de los dedos y amarradas en los tobillos. Este tipo de zapatito nos permite andar cómodas, pero siempre arregladas, por lo que podríamos utilizarlas en alguna ocasión que demande buena presencia, por ejemplo para salir a almorzar con amigas. Podrías ponértelas con una falda larga hasta los tobillos de color gris, de algodón, y un crop top blanco o negro. Acompaña con un bolsón de hombro pequeño y negro y tu outfit será incomparable.