Cómo hacer sandalias

Cómo hacer sandalias

Cada vez más la necesidad de ahorrar dinero es más importante, pero el estar a la moda y fresca en el verano también es muy importante. Por tanto, la idea de hacer nuestras propias sandalias es una gran solución. Es práctico, económico, fácil y además vamos a poder modelar diseños exclusivos que nadie más posea.

Lo primero que debemos hacer es determinar qué estilo de sandalias queremos, ya que pueden ser para ir a la playa, pasear por la cuidad, reuniones informales o, por qué no, para reuniones formales también. Para esto, la elección del material de la suela es muy importante, esto va a determinar el estilo de nuestra sandalia. Una vez tengamos claro esto, podremos avanzar para poder personalizar nuestras sandalias y tener un calzado adecuado a nuestro propio gusto personal.

Sandalias hechas a mano

Tips sobre las suelas para las sandalias

Hay que tener en cuenta, a la hora de elegir el material de la suela, que debe ser de un material capaz de unir dos capas de la misma, ya que vamos a necesitar hacerlo para que sea más resistente. Algunos de los materiales más recomendados para este fin es el cuero o algún trozo de neumático viejo.

Con respecto a las ventajas y desventajas a tener presentes sobre estos materiales para suela, podemos decir que el cuero le da un acabado más delicado a nuestra sandalia, se adapta muy bien a la forma del pie y al ser tan suave, evita las desagradables rozaduras. Pero éste también tiene desventajas, como puede ser la dificultad que se presenta a la hora de encontrar un cuero tan grueso que se mantenga delicado, además es propenso a estropearse fácilmente, lo que llevará a que nuestro calzado dure mucho menos tiempo del deseado.

Por otro lado, se recomienda la suela de fabricada de neumáticos. Su resistencia y estabilidad al uso cotidiano logra que la vida útil de nuestra sandalia se prolongue. Pero tengamos en cuenta que la terminación no sería tan delicada como la de cuero. Este material necesita de un complemento, algo más suave para colocarlo en la parte superior de la suela, ya que es demasiado áspero para apoyar el pie directamente sobre él.

Terminación de la sandalia

Una vez que determinamos el diseño y el material de la suela, es sólo cuestión de dibujar nuestro pie en él y recortarlo. No te olvides de que siempre debes cortarlo un poco más grande que tu pie, en todo caso, más adelante podrás retocarlo.

Hacer sandalias

Ahora hay que escoger el material con el que vamos a realizar las tiras de nuestras sandalias. Pueden ser de tela o de cuero; y determinar el diseño: Si queremos sandalias de dedo o alguna más formal con largas tiras que se sujeten a lo alto de la pierna. Sea como decidas que vas a realizar tus sandalias, debes tener en cuenta que las deberás coser, ya que el pegamento no es una opción duradera y resistente. Para esto, agujereamos cuidadosamente en esos lugares donde queremos que las tiras se unan con la suela y las cosemos prolijamente.

Ya casi lo logramos, ahora sólo resta decorar nuestra sandalia. Existen infinidades de métodos para hacerlo. Puedes decorarlas con flores de tela, con cuentas, con tul, botones o colocarles delicadas perlas. Sea como sea que elijas hacerlo, contarás con un diseño único y original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *