Sandalias para bebé

Las sandalias son un tipo de calzado que se utiliza, mayoritariamente, durante la primavera y el verano, ya que son cómodas y mantienen frescos los pies. A pesar de eso, mucha gente las utiliza con calcetines en épocas más frías. En este caso hablaremos sobre sandalias para bebé, teniendo en cuenta que siempre surgen dudas con respecto a ellas. La pregunta más frecuente de los padres, en este caso, es si un bebé que apenas está aprendiendo a caminar puede, efectivamente, usar sandalias.

Sandalias bebe

Comprar sandalias de bebé online y baratas

Si bien los bebés y niños pequeños pueden usar sandalias, es indispensable saber cuáles son las adecuadas para cada situación. Entonces, te brindamos algunos consejos para que puedas escoger las sandalias perfectas para tu bebé:

  • Tienen que ser abiertas y de material absorbente: El cumplimiento de estas dos características es fundamental a la hora de escoger sandalias bebé para las estaciones más calurosas del año. De este modo, los pies se mantendrán correctamente ventilados, ya que el zapato eliminará el exceso de transpiración, que es sumamente frecuente en un bebé, y no se irritará la piel por el constante roce.
  • Los sujetadores deben ser de buena calidad: Se debe confirmar que los sujetadores y hebillas de las sandalias son resistentes y firmes, además de ajustables. Así el pequeño estará seguro de no tropezar al dar sus primeros pasos. Por otro lado, se debe verificar que la sandalia es de la talla correcta. Nunca debe comprarse una talla más grande para que pueda usar la sandalia por más tiempo: Esa decisión podría, incluso, deformar el pie.
  • En caso de precisar sandalias para todos los días: Si ese es el fin que tendrán, que suele ser muy común, lo mejor es elegirlas con la punta y el talón cerrados, además de reforzados para resistir el desgaste. Esto evitará posibles lastimaduras, sobre todo si el bebé gatea de vez en cuando.
  • Las sandalias no deben ser planas: Con respecto a este punto, debemos remarcar su importancia, ya que es necesario que no sean de suela totalmente plana. De lo contrario, podría afectar la postura del infante. Sin embargo, el calzado no debe tener arco, ya que los bebés no tienen los pies arqueados hasta los tres o cuatro años, aproximadamente. Además, dicha suela debe tener un adherente o antideslizante, el cual puede identificarse si vemos en la base las típicas rayas que evitan que uno se resbale al pisar una superficie húmeda o recién lustrada.
  • Tener en cuenta la flexibilidad: Si bien el material del calzado debe ser de excelente calidad, también debe ser blando para que el bebé pueda doblar el pie con facilidad. Ante esto, se recomienda que las sandalias bebé tengan un diseño anatómico.
  • Sandalias para actividades acuáticas: Si el niño debiera ingresar en una piscina o meterse al mar, por ejemplo, las sandalias que deberá usar serán plásticas, debido a la resistencia que el plástico ofrece ante el contacto con el agua. Sin embargo, como este material suele enrojecer rápidamente la piel, se debe mantener especial atención para que el pequeño no las utilice por un tiempo muy prolongado.

Las mejores sandalias de bebés

En un punto y aparte debemos mencionar las populares sandalias Crocs, nombre popular con el que se las conoce, aunque tienen un sinfín de imitaciones, fabricadas por marcas de segunda.

Los modelos, que se venden con divertidos colores y hasta con personajes de dibujos animados, no sólo se encuentran disponibles para los adultos, sino que incluso bebés de dos años (y menos) usan este calzado, ya que es práctico, cómodo y económico.

Sin embargo, es imprescindible que los niños no se acostumbren a calzar estas sandalias, aparentemente inofensivas porque, si bien son sumamente útiles como sandalias para las actividades acuáticas anteriormente citadas o para estar dentro del hogar, representan un peligro para frecuentar sitios comerciales y casas ajenas, especialmente con escaleras tradicionales y mecánicas.

Estas sandalias bebé tienen un excelente agarre, es verdad, por lo que patinarse con ellas no es muy probable. El problema surge al subir las escaleras. Si son tradicionales, las Crocs “bailarán” en el pie del pequeño o su excelente agarre no le permitirá subir adecuadamente, por lo que podría caerse; y si son mecánicas, ese mismo agarre que mencionábamos no dejará que el niño retire fácilmente su pie del último escalón, quedando atorado y pudiendo tener severas consecuencias. Claro que es una advertencia para niños y adultos.

Sandalia bebe

La sandalia para bebé ideal

Ahora bien, volviendo a las sandalias correctas, aconsejamos que se evite comprar aquellos diseños que parecen para adultos, pero en miniatura (y esto no se limita sólo a las sandalias, sino que se refiere a cualquier calzado). Es común encontrarse con estos estilos, pero el error que presentan es que el pie de un pequeño, más el de un bebé, no es el mismo que el de una persona mayor. El niño, además de tener menos equilibrio al estar parado, no ha terminado de formar las plantas del pie y no precisa plantillas acolchadas, tacones excesivos (como solemos encontrar para las niñas) ni arcos pronunciados. Ni siquiera es necesario calzado de cuero original, ya que la mejor opción son los zapatos y sandalias de tela y piel sintética o natural.

Las marcas de sandalias bebé (y de calzado infantil en general) más recomendadas son las siguientes: Hush Puppies, Cheeky, BabyBotte, Bopy, Nike, Umo, Falcotto y PèPè, entre muchas otras. Igualmente, en más de una ocasión, la marca no hace a la calidad, así que hay que observar y revisar el calzado antes de comprarlo. Un costo más elevado tampoco asegura que las sandalias sean seguras. Esto es importante para aquellas personas que no pueden adquirir productos de primeras marcas: Existe el calzado económico y que aún así proporciona aceptables propiedades. Es menester indicar que las marcas expuestas son internacionales, pero hay muchas nacionales en cada país que nada tienen que envidiar en cuanto a precio y calidad.

Esperamos que a partir de estas recomendaciones puedas escoger con mayor eficacia las sandalias para tu bebé y también para niños de hasta cinco años.